Está usted en: AFIENSArtículosConcesión de residencia en España por inversión extranjera

Actualidad

Concesión de residencia en España por inversión extranjera

29 mayo 2014

El Gobierno buscará facilitar la concesión de permisos de residencia a: (i) inversores de cuantía económica significativa o de interés general; (ii) emprendedores en una actividad de carácter innovador que cree empleo; (iii) profesionales altamente calificados; y (iv) extranjeros que se desplacen a España en el marco de una relación laboral, profesional o por motivos de formación profesional.

Desde principios del 2012 se ha venido comentando sobre la posibilidad de fomentar la concesión del permiso de residencia en España a ciudadanos no europeos a través de medidas legislativas concretas que incentiven la inversión en territorio español. El debate retoma su intensidad tras la aprobación del Anteproyecto de Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización (la “Ley de Emprendedores”) en Consejo de Ministros el pasado 24 de mayo en el cual el Gobierno ha plasmado su interés de facilitar y agilizar la concesión de permisos de residencia a:

 

  • Inversores de cuantía económica significativa o de interés general.
  • Emprendedores en una actividad de carácter innovador con especial interés económico, valorando prioritariamente la creación de empleo.
  • Profesionales altamente cualificados.
  • Extranjeros que se desplacen a España en el marco de una relación laboral, profesional o por motivos de formación profesional, por una duración igual a la del traslado.

 

Medidas similares han sido implementadas en otras partes del mundo, teniendo como denominador común la inversión en el sector inmobiliario. Desde luego, cada país define sus requisitos y condiciones para conceder la residencia a los inversores. Como ejemplo más cercano, se encuentra  el programa “Immigrant Investor Programme and the Start-up Entrepreneur Programme” en Irlanda y el programa  “Autorização de Residência Para Atividade de Investimento” en Portugal. No obstante, estas iniciativas no son exclusivas del continente Europeo, medidas similares han sido implementadas en Malasia, Emiratos Árabes, Bahamas, Seychelles e Islas Mauricio entre otros.

En el caso de Irlanda se establecen dos alternativas claramente diferenciadas:

El programa para el inmigrante inversor, en el cual los supuestos regulados son: (i) inversión de un mínimo de 500.000€ en un proyecto de interés público que represente un beneficio en materia de arte, deporte, salud, cultura o educación; (ii) inversión de un importe mínimo acumulado de 1.000.000€ por un período mínimo de tres años; (iii) inversión de un mínimo de 2.000.000€ en un bono de bajo rendimiento (1%) anual por un plazo de 5 años; y (iv) inversión mínima de 1.000.000€ combinando en partes iguales adquisición en inmuebles y el resto en el bono de inversión referido en el apartado (iii) anterior; y

El programa del emprendedor, que consiste en la concesión de la residencia a no residentes europeos con una idea o negocio con un alto potencial y un capital de 75.000€ con el propósito de que su idea se desarrolle en Irlanda. Un negocio de alto potencial es definido como: (i) aquel que introduce una nueva o innovadora idea en los mercados internacionales; (ii) capaz de crear 10 puestos de trabajo y llevar su cifra de negocio hasta 1.000.000€ en el plazo de tres a cuatro años; (iii) liderado por un experimentado equipo directivo; (iv) basado y controlado desde Irlanda; y (v) con menos de 5 años de existencia.

 

En Portugal el programa de visado para actividad de inversión, también conocido como el permiso de residencia dorado, permite obtener la residencia portuguesa a aquellos ciudadanos de países no europeos que desarrollen al menos una de las siguientes actividades: (i) inversión empresarial de al menos 1.000.000€; (ii) creación de al menos 10 puestos de trabajo; y (iii) adquisición de bienes inmuebles por el valor igual o superior a 500 mil euros.

Todavía queda camino por recorrer para conocer con mayor certeza las condiciones en las que se aprobará el texto definitivo de la futura Ley de Apoyo a Emprendedores y su Internacionalización; hasta entonces no podremos afirmar con certeza las condiciones que serán exigidas a los extranjeros no europeos que busquen permiso de residencia en España a través de la realización de inversiones concretas. No obstante, el Gobierno español  ha informado que la residencia podría ser concedida tras la adquisición de inmuebles de más de 500.000€, siendo que el permiso de residencia sería concedido por un plazo de dos años, renovables si se mantienen ciertos requisitos a definir en la Ley. Asimismo, se ha destacado que este permiso no será equivalente al permiso de trabajo.

La tramitación ante el congreso se espera inicie próximamente, por lo que en los meses siguientes conoceremos con mayor claridad el alcance de las medidas que buscan atraer el capital y talento  extranjeros a España.

SÍGUENOS

CONTACTO

  • Calle Claudio Coello, 124, 6ª Planta
  • 28006 Madrid
  • Tel.: +34 911 920 063
  • info@afiens.com
Christian Louboutin replica, www.hellfirecaves.co.uk/XSAUK.html, Christian Louboutin outlet, www.hellfirecaves.co.uk/zlouboutinuk.html, Christian Louboutin sale