El Registro Mercantil promueve las primeras sanciones por la falta de depósito de cuentas anuales.

Sanción dineraria por el NO depósito de las cuentas anuales. 

En continuación al artículo que publicamos sobre la obligación societaria de la formulación, aprobación y depósito de cuentas anuales (“CCAA”) de las compañías españolas; venimos ahora, debido a las novedades surgidas en este entorno, a contaros más en profundidad el procedimiento sancionador, aprobado por el Reglamento de la Ley de Auditoría de Cuentas de 2021, y en concreto su sanción económica.
Hasta el 2021 el legislador no tenía desarrollado un procedimiento sancionador específico para la falta de presentación de las CCAA; por tanto, y aun estando recogida la interposición de una multa dentro de la Ley se Sociedades de Capital (“LSC”), no era posible que la Administración Pública iniciase procedimiento sancionador alguno.
Como consecuencia del inicio de procedimientos sancionadores que está realizando la autoridad sancionadora competente, desgranaremos las cuestiones mas importantes a lo largo de este artículo.

Tipo de sanción dineraria / pecuniaria.

El no depósito de las CCAA puede ser constitutivo de una INFRACCIÓN, para la que se prescribe una MULTA por un importe variable, que puede ir desde los 1.200,00 €, como mínimo, hasta los 60.000,00 euros, como máximo.
El importe de la sanción se calculará, por regla general, en función del importe total de activo que tiene la sociedad reflejada en el último balance declarado a la Administración Tributaria, normalmente en el Impuesto de Sociedades (“IS”); así como de la cifra de ventas declarada. Ambos datos, por ser estos de carácter confidencial, deberán de ser facilitados por la sociedad al instructor del procedimiento sancionador; el no facilitar los mismos se tendrá en cuenta para el cálculo de la sanción.
Para el caso de que a la sociedad no le sea posible informar de estos datos, y de forma excepcional, la cuantía de la sanción se calculará en función de la cifra de capital social reflejado por la sociedad.

Cuantificación de la sanción dineraria. 

La cuantificación de la sanción será por regla general igual, a la suma del 0,5 por mil del importe total de las partidas de activo más el 0,5 por mil de la cifra de ventas, referidos ambos datos al último ejercicio declarado ante la Administración Tributaria en el IS, a la fecha de notificación del acuerdo de iniciación del expediente sancionador.

(Total Activo + cifra de negocios) x 0,0005= resultado importe de la multa.

La sociedad deberá aportar los datos tributarios, por ser estos especialmente protegidos en cuanto a su confidencialidad, para la cuantificación de la sanción en el plazo de diez días, a partir de la notificación del acuerdo de Incoación, pudiendo formular ALEGACIONES y aportar los documentos o informaciones que estimen convenientes, así como proponer prueba, concretando los medios de que pretendan valerse.
En el caso de no efectuar alegaciones sobre el contenido de la iniciación del procedimiento ni suministrar la información sobre los datos tributarios, la cuantía de la multa se determinará en función del criterio subsidiario de la cifra de capital social de esta entidad, aplicándole un 2% ala cifra de capital reflejada por la sociedad.

El 2% del Capital Social = resultado importe de la multa.

Si al aplicar el criterio general, la sanción resultante fuese mayor a la que resultaría de aplicar el criterio subsidiario; se determinaría la sanción conforme a este último criterio de cifra de capital social reducido en un 10%, importe que en ningún caso podrá ser inferior a 1.200 euros ni superior a 60.000 euros.
El importe resultante, dando igual el criterio utilizado para su cálculo, general o subsidiario, en ningún caso podrá ser inferior a 1.200 euros ni superior a 60.000 euros. Aunque se elevará el límite máximo de los 60.000,00 € a 300.000,00 €; por cada año de retraso,  cuando la sociedad o el grupo de sociedades tenga un volumen de facturación anual superior a 6.000.000,00 €.

Cuestiones procedimentales (plazos / caducidad).

Cuestiones procedimentales en relación con el procedimiento sancionador por el no depósito de las CCAA, son las siguientes:

  • La competencia para la resolución le corresponde a la Presidencia del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (“ICAC”).
  • Se permite la ACUMULACION expedientes abiertos a una sociedad o grupo siempre que todos ellos se guarden una íntima relación o conexión.
  • Plazo de 6 meses, para resolver el procedimiento sancionador desde que se incoó. Si durante ese tiempo no se dicta resolución, se producirá la CADUCIDAD del expediente.
  • Plazo de PRESCRIPCION de 3 años.

En el caso de no efectuar alegaciones ni facilitar los datos tributarios solicitados, el acuerdo Acuerdo de Iniciación del procedimiento sancionador podrá ser considerado como una Propuesta de Resolución.

Reducciones.

Se establecen dos tipos de reducciones a la cuantía de la sanción, que podrán ser alegadas una vez se notifique el acuerdo de incoación, así como en cualquier momento posterior del procedimiento. Estas son:

  • 20%, que se aplicara siempre que la sociedad de manera voluntaria reconozca la responsabilidad imputada.
  • 20%, si la sociedad de manera voluntaria procede al pago antes de la resolución del procedimiento sancionador.

Estas reducciones son acumulables y están condicionadas a que la sociedad renuncie a la interposición de cualquier procedimiento administrativo o judicial.
Por último, existe una reducción, no acumulable a las anteriores, que se aplicará en los casos en los que, incumpliendo con la obligación de depositar las cuentas, estas hubiesen sido depositados con anterioridad a la iniciación del procedimiento sancionador. De tal manera que la sanción se impondrá en su grado mínimo y reducida en un cincuenta por ciento.

Afiens.

Desde AFIENS tenemos los medios tecnológicos (Afiens Collaborate) y técnicos (Capital Humano) para ayudar a nuestros clientes con la obligación del depósito de las CCAA; es por ello que hasta el momento a ninguno de nuestros clientes se les haya notificado el inicio de un procedimiento sancionador. Aunque, por referencias de otros colegas del sector y nuestra contante actualización en materias mercantiles; ha llegado a nuestros oídos, como antes os indicamos, que alguna sociedad está empezando a recibir acuerdos de inicio de procedimiento sancionador por no haber cumplido con la obligación de depositar de las CCAA.
Por lo que, si necesitas asesoramiento y ayuda en esta materia, o en muchas otras de carácter mercantil no dudes en ponerte en contacto con nosotros; estaremos encantados de ayudarte.

Alberto Conesa Alonso.
Abogado en Afiens.
alberto.conesa@diferencia-seguridad.es.mialias.net