DEVOLUCIÓN DE LA RETENCIÓN DE LOS INTERESES PAGADOS A UNA SOCIEDAD NO RESIDENTE (EXENTA DE TRIBUTAR EN ESPAÑA) A CONSECUENCIA DE UN CONTRATO DE PRÉSTAMO

En el día a día del mundo empresarial y de los negocios, es muy común que una sociedad inmersa en un nuevo proyecto para el desarrollo y crecimiento de su actividad busque financiación en inversores extranjeros no residentes en España (fondos de inversión, sociedades, entre otros) a través de la figura jurídica del contrato de préstamo. De tal manera que, estas entidades no residentes dejan un dinero (principal) a la sociedad española y esta se lo devuelve junto con los intereses, que es en definitiva el beneficio que obtienen de esta transacción.

 

Por lo tanto, este artículo versara sobre como tributarían estos intereses, y en su caso, como podríamos solicitar la devolución de la retención que practico la sociedad española al momento de su pago, tomando siempre como referencia lo que señala la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (en adelante, “Ley de IRNR”) y los diferentes Convenios de Doble Imposición (en adelante, “CDI”), a los que España está adherida.

 

Lo primero de todo, antes de presentar cualquier Declaración/Modelo tributario ante la AEAT para declarar los intereses recibidos, es necesario tener constancia de que dicha sociedad española (prestataria) puede que haya practicado la oportuna retención en el pago de dichos intereses a la entidad no residente (prestamista), y en caso de ser así, por dicha retención se tendrá que emitir un certificado haciendo constar dicha circunstancia y la cantidad retenida. Es posible, y en muchas ocasiones ocurre, que no exista retención ninguna pagándose la totalidad de los intereses; en estos casos, tendremos que ir directamente a ver como tributaran estos intereses, si en España o en el estado de residencia de la sociedad extranjera.

 

Una vez comprobado lo anterior, tendremos que saber si el estado donde es residente el prestamista tiene un CDI firmado con España o no. En caso de existir un CDI, aplicaremos la normativa pactada en el mismo, y si no, tendremos que ir a la norma general aplicable para rentas obtenidas por entidades no residentes que es la LIRNR, en concreto al artículo 14, que es el relativo a los intereses.

 

Son muchos los CDIs que España tiene firmados con otros países, por lo que como ejemplo hemos seleccionado el CDI firmado entre Irlanda y España, es decir estudiaremos como tributan los intereses que se pagarían por parte de una sociedad española a una entidad residente en Irlanda.

 

Para ello, tendremos que ir al artículo 11.1 del mencionado CDI, donde se señala que:

 

“1. Los intereses procedentes de un Estado contratante y pagados a un residente del otro Estado contratante solamente pueden someterse a imposición en ese otro Estado.”

 

Siguiendo nuestro ejemplo, y tomando en consideración lo que señala este artículo, vemos que los intereses pagados a la sociedad irlandesa están exentos de tributar en España y deberán de hacerlo en su totalidad en Irlanda, no teniendo posibilidad de gravar los mismos la Hacienda Española.

 

Ahora retomando el tema de la retención tratado más arriba, y viendo que la tributación por los intereses está exenta, viene la pregunta de: ¿y qué hago con la retención que me hizo el prestatario? ¿puedo solicitar que me la devuelvan?

 

La respuesta es Si, claro que puedes solicitarla; ya que por haber recibido estos intereses estas exento de pagar cantidad alguna, incluida la cantidad que se te retuvo, en su caso, y se ingresó por parte del prestatario en la Hacienda Española.

 

Como para el resto de los contribuyentes, existe un modelo/declaración concreta dependiendo del tipo de contribuyente que seas y rendimiento obtenido. En nuestro caso tendríamos que ir al Modelo 210, es aquel que se destina para la declaración de los rendimientos obtenido por entidades extranjeras en España sin establecimiento permanente, como seria el ejemplo que estamos siguiendo. Mencionar, que a través de este modelo se declaran los rendimientos, sea cual sea su origen, obtenidos por entidades no residentes en España.

 

En nuestro caso concreto, tendríamos que cumplimentar el Modelo 210, señalando como mínimo:

 

• Los datos identificativos de la sociedad, señalando que la sociedad es residente en Irlanda.
• Los datos del Pagador/Retenedor de los intereses.
• La cuantía total de intereses recibidos durante ese periodo impositivo.
• La retención que nos ha aplicado nuestro prestatario a la hora del pago de los intereses.
• Si la exención es por Convenio o por LIRNR.
• Tipo de gravamen 0 %, al estar exento.
• Periodo impositivo donde se obtuvo este rendimiento.

Además de la información incluida en el modelo, seguramente, la AEAT requerirá que aportes información complementaria que acredite la existencia de los intereses y la retención practicada por la sociedad española; así como también, la residencia en el otro país.

 

Una vez se haya presentado correctamente esta autoliquidación del modelo 210 y se acreditado toda esta información, solo quedará que la AEAT proceda con la devolución del importe retenido.

 

Fundamentalmente en este articulo nos hemos centrado en un caso muy concreto dentro de la tributación de los intereses, siendo nuestra intención explicar que es posible solicitar a la AEAT la devolución de la retención practicada por una sociedad española al pago de los intereses a una entidad no residente fiscalmente en España.

 

Es necesario, mencionar que es difícil que podamos trasponer esta solución legal para otras situaciones similares o parecidas, teniendo en todo caso que estudiar detenidamente cada situación, para ver cuál sería la normativa fiscal aplicable y por tanto su tributación; siendo el criterio más diferenciador, en cada caso, el estado de residencia de la sociedad extrajera y la existencia o no CDI, o la aplicación de la LIRNR en su defecto.

 

En AFIENS, tenemos amplios conocimientos y herramientas para ayudar a sociedades extranjeras con la liquidación de sus correspondientes modelos 210 para la declaración de los rendimientos económicos obtenidos en España, por lo que, quedamos a tu entera disposición y no dudes en consultarnos.