El medio digital en la prestación de servicios jurídicos.

El medio digital en la prestación de servicios jurídicos.

El medio digital en la prestación de servicios jurídicos.

En un artículo anterior publicado desde el departamento de Marketing de Afiens ya hablamos de una de las P’s del Marketing en el sector jurídico, Promoción, desde un punto de vista general. Y en esta ocasión vamos a hablar del medio digital y la tecnología por su creciente importancia dentro de esta “P”, pero también dentro de la P de “Plaza”, (u otras veces llamada Placement, distribución o prestación del mismo servicio).

Proporcionar un buen asesoramiento legal de forma eficiente y eficaz ha sido siempre el objetivo de un despacho, una firma legal y de un abogado. Sin embargo, la consecución de este objetivo ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, siguiendo el ritmo al que la tecnología ha ido incorporándose en la vida de las personas. Antaño, los clientes entraban por la puerta del despacho del abogado, quien les recibía rodeado de grandes cantidades de libros, archivos y papeles. Y volvían por allí una y otra vez por distintos motivos, como entregar documentación requerida, firmar documentos, proporcionar información al abogado, o preguntar por el estado del proyecto encomendado, entre otros. Este es el tipo de actividad que define la prestación de un servicio legal, en cualquiera de las muchas ramas del derecho. Y no es algo que haya cambiado demasiado, en esencia. Volviendo a antaño, en la mayoría de las ocasiones los clientes llegaban al despacho por recomendación personal, en busca de un experto en materia legal que les ayudase a afrontar problemas o proyectos específicos. Y es que dadas las características profesionales del sector, esto es algo que efectivamente tampoco ha cambiado mucho hoy en día. La recomendación sigue siendo el mejor y más habitual método de captación de oportunidades de negocio en el sector legal.

Lo que si ha cambiado enormemente es la forma y los canales mediante los que se relacionan entre sí clientes y profesionales durante todas las etapas del ciclo de vida de un cliente. Muchas veces, la puerta a la que llaman los clientes ya no es necesariamente física. Puede darse perfectamente el caso de que sea una puerta virtual, ya que es posible que nunca lleguen a visitar presencialmente al abogado o despacho que les prestará servicio. Y es que al sector legal, también ha llegado la digitalización. Actualmente, el gran valor añadido en múltiples clientes, sectores e industrias radica en la capacidad de ejecutar acciones y disponer de acceso información de manera inmediata y remota. Para prestar un buen asesoramiento legal técnico de la manera más eficiente, que se adapte perfectamente las nuevas necesidades del mercado, es fundamental hacerlo mediante el uso de procesos y tecnología aplicados.

Durante la etapa de conocimiento, ya no solo entra en juego la recomendación pura y dura. Disponer de un buen posicionamiento en buscadores, redes y medios es un requisito para aquellas firmas que quieran continuar creciendo.

Durante la etapa de consideración, por muy potente que siga siendo la recomendación, un potencial cliente muy posiblemente lleve a cabo una búsqueda de información que respalde y afirme que la recomendación ha sido positiva. Entrará en la web, en las redes sociales, consultará noticias, foros, reseñas, contenidos escritos o audiovisuales publicados por la firma, pedirá opiniones de otros clientes o incluso solicitará una reunión por videoconferencia. Ahí es donde la imagen de la firma efectúa un refuerzo positivo y empujará o no a un cliente a la fase de conversión. Es decir, a probar el servicio porque en base a su decisión, considera dicha firma como la mejor alternativa posible. Y es durante esta fase donde la firma debe depositar toda la fuerza de su propuesta de valor. Toda la tecnología y metodología de procesos que una firma legal pueda aplicar en la prestación de servicios debe quedar apropiadamente reflejada en estos canales de comunicación.

Esta promesa que hacemos ante el mercado, deberemos cumplirla durante la fase de conversión a ventas, es decir, durante la prestación de servicios. ¿Y cómo ejecutamos esta promesa? Poniendo a disposición, tanto de los abogados como de los clientes, tecnología de procesos aplicada a nuestro porfolio de servicios. Si logramos entregar con éxito la promesa realizada, ya solo nos queda saber aprovecharla como factor de fidelización y retención de clientes. Porque un cliente satisfecho, repite y recomienda. Y eso es lo que todas las marcas de servicios profesionales aspiran a tener en cartera; clientes altamente satisfechos.

En Afiens fuimos pioneros en adoptar las mejores soluciones de legaltech para la llevanza de secretariado corporativo e integrarlas bajo un único paraguas, Afiens Collaborate, plataforma con acceso online 360ª diseñada para mejorar cada aspecto de las relaciones internas y externas, desde colaborar en proyectos y administrar documentos hasta automatizar flujos de trabajo y analizar los datos que los rodean.

La simbiosis entre tecnología unida a la filosofía de la estandarización de procesos y el conocimiento técnico jurídico de nuestro personal nos asegura agilidad en tiempos de respuesta, incremento de calidad del trabajo legal, disminución de riesgos un significativo ahorro en costes y consistencia en la ejecución, gracias a los mecanismos de planificación, ejecución y control con los que contamos.

Es por todo ello que podemos afirmar con criterio que nuestra propuesta de valor está a la altura de las más exigentes y avanzadas necesidades del mercado, ya que somos una firma firmemente posicionada en la vanguardia de la transformación digital jurídica en España.

 

 

Jorge Pablos Lorenzo

Marketing Executive Afiens Legal.

Jorge.pablos@afiens.com

+34 697 149 932

afiensco
afiensco

Leave a Comment

Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?