¿Quién puede ser considerado administrador de hecho?

¿Quién puede ser considerado administrador de hecho?

¿Quién puede ser considerado administrador de hecho?

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Palencia de 18 de noviembre de 1999 define al administrador de hecho como “quienes sin estar investidos formalmente en la condición de administradores de derecho, llevan a cabo la gestión efectiva de la sociedad, de forma autónoma, independiente, participando activamente en el desarrollo y formación de la voluntad social. En estos casos, los actos de gestión y dirección deben tener entidad suficiente cualitativa y cuantitativamente, es decir, han de tener continuidad y duración y han de suponer una plena autonomía de la gestión y dirección de la Sociedad, actividad que ha de ser conocida o aceptada por ésta”.

Por su parte, los artículos 210 y 212 de la Ley de Sociedades de Capital establecen que la administración de la sociedad se podrá confiar a un administrador único, varios administradores que actúen de forma solidaria o mancomunada o a un consejo de administración. Asimismo, se indica que los administradores de una sociedad podrán ser personas físicas y jurídicas.

Una vez sentadas las bases, detallamos a continuación qué sujetos pueden ser considerados como administradores de hecho en las Sociedades de Capital:

En las sociedades administradas por un administrador persona jurídica será susceptible de ser calificado como administrador de hecho la persona física representante de la jurídica que sin haber sido designado ejerza las funciones de administrador de derecho.

En los supuestos de sociedades cuya administración se confía a un Consejo de Administración, podrá ser considerado administrador de hecho a la persona designada para la dirección de la sociedad si el consejo no ha nombrado consejeros delegados en el ejercicio de sus funciones.

En sociedades unipersonales, será considerado al socio único como administrador de hecho en los supuestos de que pese a la existencia de órgano de administración las decisiones las tome el propio socio o en el caso de que no exista un órgano de administración vigente y esta circunstancia no impida la llevanza diaria de la sociedad.

De igual manera, en sociedades que no sean unipersonales, se podrá considerar al administrador de hecho al socio o accionista mayoritario que ejerza las funciones de gestión de la sociedad conforme a las características enunciadas anteriormente: Independencia, habitualidad y efectividad.

Si nos encontramos ante sociedades con una relación de dominancia y la dominada es administrada por el órgano de administración de la sociedad dominante dilapidando la voluntad del órgano de administración de la dominada tendrá la consideración de administrador de hecho la propia sociedad dominante o su órgano de administración o solidariamente entre ambos.

En último lugar, hay que indicar que un apoderado puede ser considerado administrador de hecho a menos que realice tales facultades siguiendo estrictamente las directrices dadas por el consejo de administración o administrador de derecho.

En Afiens ponemos a disposición de nuestros clientes la tecnología de Afiens Collaborate, que permite proporcionar un servicio basado en la tecnología y procesos, ágil y seguro a la hora de proveer soluciones eficientes en lo relativo a la puesta al día de sociedades, como parte de nuestro porfolio de servicios de externalización de servicios legales
Esta nota es únicamente un resumen y no un análisis exhaustivo de las cuestiones objeto de la misma. Para más información, se ruega contacten con nosotros.

Equipo AFIENS LEGAL, S.L.P.

info@afiens.com

91 192 00 63

afiensco
afiensco

Leave a Comment

Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?